6ª Etapa del Camino Mozárabe a Santiago de Granada

ETAPA 6: BAENA – CASTRO DEL RIO 27 Kms

Comenzamos nuestra andadura desde el centro de Baena y recorremos algunas calles que discurren paralelas a la carretera nacional 432, que están bastante bien señalizadas y que pasado algo más de un kilómetro nos adentran en la citada carretera a la altura de un parque. La seguimos en dirección Córdoba por un arcén suficientemente ancho para que el peregrino no corra muchos riesgos. A unos 500 metros nos desviamos por un camino que sale hacia la izquierda. Es de tierra, muy ancho y compacto y que corresponde a la “Colada de Nueva Carteya a Baena”, pero que se le conoce como Camino de Fuente Guta, fuente que encontraremos más adelante ubicada en una zona de recreo que está muy descuidada, pero que, no obstante, puede servirnos para hacer un descanso y tomar un pequeño refrigerio.

Dejamos la fuente y entre 300/400 metros nos encontraremos con la carretera provincial 80, que cruzamos y seguimos al frente. Al poco veremos una construcción típica de la región donde nos encontramos: es el Cortijo de Córdoba. A partir de aquí el camino se hace más angosto, con la tierra menos compacta, pues estamos caminando entre olivares. Debemos estar muy atentos a las señales pues están colocadas tanto en piedras como en troncos de árboles. Recorremos de esta guisa unos 1.600 metros, hasta alcanzar una vaguada que nos dejará de nuevo en el Camino de Fuente Guta, que nos llevará durante 3.600 metros hasta salir a la carretera CV-160, la cual un kilómetro más adelante nos dejará en la localidad de Castro del Río, nuestra meta y fin de etapa.

Existe otra ruta alternativa que consiste en salir de Baena por la carretera que conduce a Cañete de las Torres. Hay que prestar mucha atención durante los dos kilómetros de recorrido que hemos de realizar por su arcén. A continuación tomamos un desvío por un camino de tierra que nos sale a la derecha y que continuamos durante 3´5 kilómetros hasta divisar la salida a la carretera CO-284.

Dejamos esta carretera y su puente y cruzamos por el antiguo, girando hacia la izquierda 90 grados, para caminar por una cañada asfaltada que nos lleva hasta Castro del Río.

Esta ruta alternativa es más larga y presenta más asfalto por el que caminar, con el consabido desgaste de energías.

Sea como fuere, en lo que sí estamos de acuerdo es en que es un bella localidad y que sus gentes son muy hospitalarias.