Guía Sanitaria

Guía Sanitaria

PRESENTACIÓN:

  • Consejos preventivos.

  • Problemas de salud más frecuentes del peregrino.

  • Agujetas, contracturas musculares.

  • Heridas, rozaduras y ampollas.

  • Esguinces y tendinitis.

  • Insolación, hipertermia y golpe de calor.

  • Deshidratación.

  • Quemaduras solares.

  • Mordeduras de animales y picaduras de insectos.

  • Gastroenteritis agudas y diarreas.

  • Lesiones cutáneas por hongos.

  • Lesiones oculares por cuerpo extraño.

  • Pequeñas patologías y patologías crónicas.

  • El albergue es además… una fuente de salud.

  • Consultas médicas y de enfermería por localidades.

Prepárese todos los días. Evite las horas de más calor. Inicie la jornada lo más temprano posible y protéjase del sol (crema, sombrero, gafas). Haga estiramientos antes de salir. Procure no caminar muy rápido los primeros días hasta que conozca su ritmo más adecuado. Procure no caminar con poca luminosidad y respete siempre las normas de circulación.

Si está realizando el camino en bicicleta use el casco y el chaleco de alta luminosidad.

Para disminuir el riesgo de mordeduras de animales evite caminar fuera de las sendas.

Es fundamental el cuidado de los pies. No es recomendable ducharse por la mañana (es mejor después del esfuerzo diario), pero si se hace, nunca con agua demasiado caliente, ya que predispone la piel para rozaduras o ampollas.

Vigile su alimentación para prevenir posibles gastroenteritis. Lave las verduras, hortalizas y frutas. Consuma siempre mayonesas de tipo industrial, nunca caseras. En verano, precaución con la repostería. Beba agua frecuentemente.

No beba aguas de fuentes, ríos, etc. no aptas para el consumo (no potables). Lávese las manos antes de cada comida.

Evite lavarse y bañarse en aguas que puedan estar contaminadas (no aptas para el baño) ya que pueden ser vías de transmisión de infecciones de ojos, oídos e intestinales.

En los refugios, por su salud y la de los demás, es fundamental una buena higiene personal.

AGUJETAS, CONTRACTURAS MUSCULARES

Son lesiones funcionales musculares. Habitualmente se producen por esfuerzos físicos intensos sin entrenamiento previo. Las manifestaciones habituales son calambres, dolores, rigidez muscular y movilidad dolorosa de las extremidades.

ACTUACIÓN BÁSICA, PRIMEROS AUXILIOS

– Descanso físico y en particular de la zona anatómica afectada.

– Hidratación, reponer líquidos.

– Alimentación variada, no demasiado abundante.

– En caso de padecer dolor intenso se recomienda un analgésico oral de tipo ibuprofeno lo mas indiciado si no hay este usar paracetamol, a la dosis indicada en el prospecto, siempre que no haya historia previa de intolerancia o contraindicación a estos medicamentos

PRECAUCIONES

– Comenzar el ejercicio de forma paulatina, parando antes de extenuarse.

– Descanso adecuado nocturno, tanto en cantidad de horas como en calidad de sueño.

– No forzarse nunca ni ir al ritmo que marquen los demás, sino al que la propia forma física permita.

– No mantener posturas incómodas o forzadas.

OTRAS RECOMENDACIONES

Consultar a los profesionales sanitarios si un descanso razonable no soluciona (o no reduce sensiblemente) la sintomatología.

HERIDAS, ROZADURAS, AMPOLLAS

Rotura o deterioro de la piel en una determinada zona como consecuencia de una agresión externa. Suele ser consecuencia de golpes, caídas o cortes, pero también puede producirse por roce con calzado o ropa, e incluso por frío muy intenso.

ACTUACIÓN BÁSICA, PRIMEROS AUXILIOS

– Lavado con suero fisiológico o en su defecto agua fría.

-Aplicación de un antiséptico tópico (habitualmente se recomienda Povidona Yodada).

– En caso de ampollas grandes, pincharlas con una aguja estirilizada aplicando antiséptico después, pero SIN QUITAR LA PIEL.

PRECAUCIONES

– Utilizar ropa adecuada y calzado usado, cómodo, transpirable y no muy apretado.

– Evitar sudoración en zonas de roce, con especial atención a los pies.

OTRAS RECOMENDACIONES

Consultar a los profesionales sanitarios en caso de grandes ampollas, heridas profundas o que precisen sutura, heridas con abundante sangrado, aparición de pus, etc.

ESGUINCES, TENDINITIS

Lesiones de ligamentos o tendones. Se producen por traumatismos, sobreesfuerzos o torsiones bruscas. Cursan con inflamación dolor y dificultad para movilizar la zona afectada.

ACTUACIÓN BÁSICA, PRIMEROS AUXILIOS

– Reposo absoluto o relativo de la zona.

– Frío local, con cuidado de que no sea excesivo; evitar hielo directo sobre la piel.

– Conviene tomar un analgésico con efecto antiinflamatorio ( ibuprofeno ) a la dosis indicada en el prospecto, siempre que no se padezca del estómago, o no haya historia previa de intolerancia a este medicamento.

PRECAUCIONES

– Evitar el calzado apretado.

– Evitar roces con la ropa o el equipo.

– Realizar un pequeño calentamiento previo al inicio a la marcha de cada día, con un incremento paulatino del ritmo, que deberá ser adecuado a las condiciones individuales y no a las de otros.

OTRAS RECOMENDACIONES

Es conveniente acudir a los profesionales sanitarios para ayuda profesional si no se mejora con el reposo, o se tolera mal el ibuprofeno. Si hay consejo médico firme, suspender el Camino o interrumpirlo.

INSOLACIÓN, HIPERTERMIA Y GOLPE DE CALOR

Es una alteración de la capacidad de regulación térmica del organismo.

Se produce por una excesiva exposición al sol. Cursa con agotamiento, mareo, piel caliente y roja, aumento de temperatura corporal, y en caso extremo, riesgo vital.

ACTUACIÓN BÁSICA, PRIMEROS AUXILIOS

– Suspensión inmediata de la deambulación.

– Descanso en lugar fresco y ventilado, a la sombra.

– Ingestión de líquidos, rehidratarse, es fundamental estar bien hidratado.

– En caso de mareo, tumbarse en el suelo con las piernas elevadas.

PRECAUCIONES

– Proteger la cabeza (sea cual sea la estación del año).

– Hidratación adecuada (sea cual sea la estación del año).

– Dosificar el esfuerzo y evitar las horas centrales del día para caminar.

– No prolongar las etapas, sobre todo en días calurosos.

OTRAS RECOMENDACIONES

Si no hay recuperación en un corto espacio de tiempo o se produce pérdida de conciencia, es conveniente consultar a los profesionales sanitarios.

Si hay pérdida de conocimiento franca y prolongada durante más de un minuto, avisar al 112.

DESHIDRATACIÓN

Consiste en la pérdida parcial de líquido del organismo. Se produce por efecto del calor, el ejercicio y la insuficiente ingesta de líquidos

Cursa con cansancio, malestar, piel seca y desorientación. En casos extremos es potencialmente mortal.

ACTUACIÓN BÁSICA, PRIMEROS AUXILIOS

– Reposo y descanso inmediato.

– Reposición de líquidos, de manera progresiva y mantenida.

– Si produce pérdida de conciencia o confusión mental, buscar ayuda profesional inmediata.

PRECAUCIONES

– Suspender al menos temporalmente el Camino si tiene diarrea o fiebre mantenida, ya que éstos factores favorecen la aparición de deshidratación.

– Conviene tomar abundantes líquidos, sobre todo agua o bebidas isotónicas, sin esperar a tener mucha sed.

– Comprobar que se orina con frecuencia y en cantidad abundante.

– Evitar etapas prolongadas y evitar esfuerzos en las horas centrales del día.

OTRAS RECOMENDACIONES

Avisar al 112 si sufre desmayo prolongado con perdida de constantes vitales y sin responder a estímulos verbales o físicos.

QUEMADURAS SOLARES

Son lesiones en la piel, con necrosis local de las células de la epidermis.

Se producen por exposición directa al sol de zonas no protegidas.

Cursa con piel roja y caliente, dolor y ardor local. En casos intensos aparecen ampollas.

ACTUACIÓN BÁSICA, PRIMEROS AUXILIOS

– Lavado de la zona con agua fría, nunca frotar, ya que esto favorece la descamación y la inflamación.

– Analgésico oral de tipo nolotil o paracetamol si hay dolor intenso salvo intolerancia o contraindicaciones.

– Aplicar crema hidratante en la zona afectada.

– Utilizar gafas de sol si hay afectación ocular.

PRECAUCIONES

– Evitar las zonas de piel desnuda, cubriendo siempre al menos la mitad superior del cuerpo en las horas centrales del día.

– Utilizar gorro, o mejor sombrero, y gafas de sol en todas las estaciones del año y según la estación, no es igual invierno que verano.

– Utilizar antes de ponerse en camino protector solar de factor 20 ó superior

(Nuestro objetivo en el Camino no es broncearnos).

OTRAS RECOMENDACIONES

Consultar a un profesional sanitario si hay dolor intenso, gran superficie cutánea afectada o ampollas de gran tamaño. Si es preciso (y siempre que haya recomendación facultativa), suspender temporalmente el Camino.

MORDEDURAS DE ANIMALES Y PICADURAS DE INSECTOS

Son situaciones accidentales provocadas por agresión de animales. Lo más habitual son picaduras de insectos, pero también pueden mordeduras de perros, otros animales domésticos, y muy raramente salvajes (víboras…).

ACTUACIÓN BÁSICA, PRIMEROS AUXILIOS

– En caso de picadura de insecto hay que lavar la herida. No conviene frotar la piel, ya que aumenta la inflamación. Si hay mucho picor conviene aplicar localmente una crema de hidrocortisona. Las picaduras de abeja y avispa sólo son molestas en personas no alérgicas; pero en las que sí lo son, su veneno puede ser mortal, por lo que si se trata de un alérgico conocido o tras la picadura se produce gran malestar general o dificultad respiratoria hay que llamar al 112.

– Mordedura de perro: lavar la herida, aplicar antiséptico y siempre en el plazo de pocas horas acudir al médico para cura y profilaxis antitetánica.

– Mordedura de víbora: Inmovilizar la extremidad y llamar al 112 o 061 inmediatamente. ¡Que no cunda el pánico! Mucho cuidado en niños de corta edad pueden ser mortales.

PRECAUCIONES

– Utilizar repelentes de insectos.

– No utilizar perfumes que los atraigan.

– Llevar cubiertas las extremidades inferiores hasta las rodillas y utilizar siempre calzado.

– No aventurarse solos fuera de las sendas.

– Conviene ir en grupo, ya que proporcionará socorro inmediato en caso de éstos u otros accidentes.

GASTROENTERITIS AGUDA Y DIARREAS

Son trastornos intestinales, provocado por aumento de la motilidad o secreción intestinal. Generalmente su causa es infecciosa. En menos ocasiones son trastornos funcionales provocados por frío. Cursan con nauseas, vómitos, cambios en la frecuencia y consistencia de las deposiciones, fiebre y malestar general.

ACTUACIÓN BÁSICA, PRIMEROS AUXILIOS

– Reposo, no continuar caminando. Buscar lugar de descanso.

– Reposo digestivo: no ingerir nada durante 24-36 horas. Reponer líquidos con solución comercial 2-3 litros cada 24 horas, evitando bebidas frías.

– Si tiene fiebre superior a 38º, antitérmico nolotil o paracetamol, no usar ibuprofeno.

– Introducir alimentación sólida paulatinamente, evitando lácteos hasta la curación.

– Si hay mucha afectación del estado general o vómitos no controlables, acudir al médico.

PRECAUCIONES

– Lavarse las manos antes de las comidas y después de utilizar el servicio.

– Beber sólo agua potable o envasada.

– Lavar frutas, verduras y alimentos frescos.

– No llevar alimentos que no puedan conservarse sin frío a temperatura ambiente.

– Calentar hasta hervir los alimentos cocinados antes de consumirlos.

OTRAS RECOMENDACIONES

En caso de intoxicación colectiva, comunicar con personal sanitario. Suspender temporalmente la peregrinación o abandonarla definitivamente si hay consejo facultativo firme en este sentido.

LESIONES CUTÁNEAS POR HONGOS

Son infecciones cutáneas. Están producidas por hongos. Afecta típicamente a los pliegues interdigitales del pie; cursando con picor, enrojecimiento y descamación de la zona afectada.

ACTUACIÓN BÁSICA, PRIMEROS AUXILIOS

– No requiere actuación urgente, ya que no reviste gravedad, pero es importante identificarla para tratarla y evitar complicaciones posteriores. Por tanto, consulte al médico y profesionales sanitarios quienes le prescribirán el oportuno tratamiento antifúngico oral y/o tópico.

PRECAUCIONES

– Mantener secos los pies.

– Utilizar calcetines absorbentes y transpirables, y calzado igualmente transpirable y no muy apretado.

– Utilizar chanclas o calzado de goma para uso en duchas comunitarias de albergues, etc.

– Secar bien los pies tras la higiene diaria.

– Intentar que el calzado se seque de un día para otro.

OTRAS RECOMENDACIONES

Podemos contagiarlo a otros peregrinos si no seguimos las normas de higiene anteriormente descritas.

LESIONES OCULARES POR CUERPO EXTRAÑO

Son erosiones de la córnea o de la cara interna de los párpados. Se producen por la entrada de cuerpos extraños (polvo, insectos, etc,.) en el espacio existente entre la córnea y el párpado, o bien por enclavamiento de los mismos en la córnea. Las manifestaciones típicas son: picor y sensación de roce, que aumentan al movilizar el globo ocular, es decir al dirigir la mirada de uno a otro lado.

ACTUACIÓN BÁSICA: PRIMEROS AUXILIOS

– Lavado ocular con abundante suero fisiológico, si no lo hubiera en su defecto agua y procurar que sea potable, no frotar el ojo.

PRECAUCIONES

– Utilizar gafas de protección, sobre todo en días ventosos.

OTRAS RECOMENDACIONES

Consultar al profesional si persisten las molestias trascurridas una o dos horas desde el episodio, o si tras el lavado no desaparece la sintomatología.

No administrar colirios ni ningún otro producto sin consejo médico.

PEQUEÑAS PATOLOGÍAS Y PATOLOGÍAS CRÓNICAS

Llevar la tarjeta sanitaria siempre encima, si no es nacionalidad española llevar la tarjeta sanitaria europea o en su defecto seguro privado. Si se sufre de alguna patología llevar informe medico de la misma y no olvidar el tratamiento en caso de enfermos crónicos, como es la hipertensión, bronquitis crónica, etc.

Padecimientos típicos que afloran durante el peregrinaje: resfriados, amigdalitis, dolor dental, cefaleas, dismenorreas., tendinitis, alergias, etc.

ACTUACIÓN BÁSICA. PRIMEROS AUXILIOS

– Si son episodios conocidos, actuar como de costumbre, por ejemplo, con medidas higiénicas para tratar un resfriado, la medicación habitual para la dismenorrea, etc.

– Si surgen dudas, consultar al facultativo.

PRECAUCIONES

– Llevar siempre la medicación crónica utilizada habitualmente en tratamientos prolongados y no suspenderla sin previo consejo médico.

– En caso de enfermedades crónicas previas conviene llevar algún informe médico reciente que le sirva a algún facultativo, para que actúe durante el peregrinaje.

– En caso de alergias, llevar documentación que las acredite.

OTRAS RECOMENDACIONES

Llevar documentación acreditativa del derecho a la asistencia sanitaria.

Recordar que habitualmente en poblaciones pequeñas la consulta médica ordinaria suele llevarse a cabo en horario de mañana.

EVITEMOS CONTAGIOS

– Las infecciones respiratorias se trasmiten a través de partículas de saliva suspendidas en el aire. Ventile bien el albergue todos los días, para que el aire se renueve antes de la llegada de nuevos peregrinos.

– Las manos son otra fuente de trasmisión de enfermedades infecciosas.

Que sea agradable lavarse las manos en el albergue: buen estado de los lavabos, dotación de jabón, dotación de papel o aire para secarse, etc.

– No se deben compartir piezas de vajilla. Cada peregrino debe utilizar sus propios utensilios (vasos, cubiertos, platos). Si el albergue quiere disponer de una dotación mínima de utensilios, es preferible que sean desechables, para uso individual.

Más arriesgado aún es compartir algunos elementos de aseo personal, como las maquinillas de afeitar (ya que se puede trasmitir hepatitis, VIH, etc.).

Asegure en todo momento la correcta desratización y desinsectación del albergue, habilitando las medidas oportunas, mallas finas en las ventanas, etc.

Para que el albergue sea un lugar donde reposar y recuperar fuerzas, hay que cuidar:

– Su temperatura: manténgalo fresco en verano y tibio en invierno. Disponga de alguna fuente de calor por si se precisa (hervidor de agua, mantas, etc.).

– Facilite el sueño reparador de todos los peregrinos. Los adultos no deben dormir menos de siete horas diarias, y los niños aún más. Evite fiestas y eventos que perturben el descanso de unos peregrinos en beneficio de otros. Acuerde respetar una hora fija de silencio (por ejemplo a partir de las 23:00 ó 24:00 horas). Acuerde utilizar los teléfonos móviles en modo vibrador durante la noche…

– En el interior del albergue está prohibido fumar.

Es conveniente que el albergue cuente con un frigorífico capaz, para que los peregrinos puedan conservar en buen estado hasta el día siguiente sus alimentos perecederos. No es buena idea beber agua demasiado fría al llegar. ¡Cuidado con los hielos y con las botellas de agua a temperatura del frigorífico!

El sistema músculo-esquelético del peregrino está a pleno rendimiento estos días:

– Facilite a los peregrinos algún protocolo de calentamiento previo a la marcha.

– Enséñeles a repartir el peso en la mochila.

– Disponga de algún sistema para aplicar frío local en caso de necesidad (bolsas para congelar agua, pero envolviéndolas en una toalla del propio interesado, cuidando evitar la aplicación directa de hielo sobre la piel).

Disponga de povidona yodada (para heridas o mordeduras de perro), ibuprofeno (para dolor que curse con inflamación) paracetamol (para dolor sin inflamación), agujas estériles (para pinchar las ampollas), crema hidratante

(para las quemaduras solares), crema de hidrocortisona (para las picaduras de abeja y avispa que cursen con mucho picor), gasas…

Recuerde siempre los números de emergencias 112, Emergencias Sanitarias 061 y Guardia Civil 062.

Disponga de un cuadernillo con los números de teléfono, direcciones y horarios del Centro de Salud y consultorios locales de la zona.

Repase con los peregrinos todos los consejos preventivos adjuntos.

¡RECUERDE, QUE PREVENIR ES CURAR!